Materias de contacto con alimentos y productos químicos de cuidado para la salud: revisión

Las materias de contacto con alimentos son una posible fuente de contaminación de éstos ya que pueden migrar hacia ellos. Se han identificado más de 6000 materiales de contacto con alimentos, si bien algunos han sido asociados a enfermedades crónicas, otros no cuentan con información suficiente.
 
En una revisión del año 2014, se buscó identificar los materiales de contacto con alimentos que además fueran considerados productos químicos de cuidado para la salud. Para esta revisión se basaron en 3 listas publicadas de materiales de contacto con alimentos: 1) base de datos Pew Charitable Trust de aditivos alimentarios directos e indirectos de uso legal en los Estados Unidos, 2) la lista actual de plásticos aceptados en la Unión Europea para materiales de contacto con alimentos y 3) la base de datos de materiales de contacto con alimentos no-plásticos publicada por EFSA (European Food Safety Authority). Estas tres listas se compararon con otras dos listas de sustancias químicas de cuidado y disruptores endocrinos (SIN y TEDX por sus siglas en inglés).
 
Se encontró que al menos 175 sustancias químicas con propiedades peligrosas se usan en materiales de contacto con alimentos en los EE.UU. y la UE. En la lista TEDX, se sospecha que las 119 sustancias de contacto con alimentos que la conforman son disruptores endocrinos y que 92 de las 96 sustancias de contacto con alimentos de la lista SIN se clasificaron como disruptores endocrinos y/o como químicos dañinos para la salud. Estos productos químicos pueden actuar a dosis muy bajas (a menudo sin un umbral toxicológico medible) y su toxicidad puede aumentar en presencia de otras sustancias químicas con el mismo modo de acción. Actualmente, no podemos predecir cuántos de los productos químicos posiblemente utilizados como materiales de contacto con alimentos pueden caer en la categoría de químico de cuidado para la salud, porque muchas de estas sustancias carecen de datos toxicológicos suficientes para una evaluación definitiva. Sin embargo, estos datos muestran que una mejor administración de la información y una armonización en la regulación de químicos pueden mejorar su seguridad.
 
Fuente: Geueke B, Wagner C y Muncke J. Food contact substances and chemicals of concern: a comparison of inventories. Food Addit Contam Part A Chem Anal Control Expo Risk Assess 2014;31:1438–1450.
 
LINK: http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/19440049.2014.931600?url_ver=Z39.88-2003&rfr_id=ori:rid:crossref.org&rfr_dat=cr_pub%3dpubmed#.VKLDHl4AA