La biotecnología está demostrando ser una herramienta efectiva para reducir la huella ambiental de la agricultura

La biotecnología está demostrando ser una herramienta efectiva para reducir la huella ambiental de la agricultura. El uso de cultivos genéticamente modificados ha producido una reducción significativa en el uso de productos fitosanitarios; ahorro de combustible fósil; disminución de las emisiones de CO2 (por la menor necesidad de arado) y la conservación del suelo y la humedad mediante la optimización de prácticas de siembra directa a través de la aplicación de la tolerancia a herbicidas.
 
De acuerdo al informe publicado por ISAA (International Service for the Acquisition of Agri-biotech Applications), que estudió el periodo 1996-2012, se estimó un ahorro del 8,7% en pesticidas (500 millones de kilos de ingrediente activo), lo que equivale a una reducción del 18,5% del impacto ambiental asociado al uso de pesticidas en estos cultivos, según se mide por el Environmental Impact Quotient (EIQ). Esta es una medida compuesta basada en diversos factores que contribuyen al impacto ambiental neto de un ingrediente activo individual. Los datos correspondientes a 2012 muestran una reducción de 36 millones de kilos de ingrediente activo (equivalente a un ahorro del 8% en los pesticidas) y una reducción del 23,6% en EIQ.
 
Otro tema relevante, especialmente debido al cambio climático y aumento de las sequías, es la contribución de estos cultivos al aumento de la eficiencia del uso del agua, con un impacto importante en la conservación y disponibilidad este elemento. A nivel mundial, el 70% del agua dulce es utilizada actualmente por la agricultura, lo que no es sostenible en el futuro ya que la población aumenta en casi un 30% (más de 9,6 mil millones) para el año 2050. Los primeros híbridos de maíz biotecnológico con un grado de tolerancia a la sequía se comercializó en 2013 en EE.UU., y el primer maíz tolerante a la sequía tropical se espera para el año 2017 en el África subsahariana.
 
Así, la tolerancia a sequía tendrá un impacto importante en los sistemas de cultivo haciéndolos más sostenibles en todo el mundo en un momento en que el agua es cada vez más escasa.
 
Fuente:
Chilebio.cl [actualizado el 6 de marzo de 2015; citado el 26 de marzo de 2015]. Disponible en http://chilebio.cl/blog/?p=3137

3ffa78b58221e2670d47a751bf8a60ef_article